+51955043585 mhuaman@cursore.pe Av Republica de Colombia 671

¿Últimos o primeros en el COVID-19?


¡Perú, el país con mayor cantidad de muertes por COVID-19 del mundo! Como muchas noticias que repite la prensa internacional sobre nuestro país, eso no es cierto. Pero muchos se esfuerzan en difundirlas sin que nadie proteste. Es tiempo de parar.

 

Recordemos que al inicio de la pandemia, medios y líderes declaraban que éramos el país con mayor contagio del mundo. Pero, como señalamos aquí (¿Somos realmente el país con más contagios? EC 17.08.20), lo que no decían, por ignorancia o mala fe, era que al haber hecho mucho más pruebas de descarte que, por ejemplo México, Argentina o Bolivia, el Perú tenía más diagnosticados por covid19 que esos países. Pasados los meses, cuando otros hicieron más tests, nuestro país bajó considerablemente en la lista de países infectados. Pero el daño a la imagen ya estaba hecho.

 

Nuevamente, en estos días, junto con la preocupación por las elecciones, amigos de fuera llaman angustiados por un nuevo dato trágico: ¡Somos el país con la mayor tasa de muerte por el virus en el mundo!  Pero ocurre que esta vez nuestros noticieros y diarios, con comentarios de «expertos» culpando a la población o a las autoridades, omitieron decir que la cifra de 180,000 fallecidos, que triplica el dato oficial anterior, se debe a una mejora en el método de conteo de fallecidos. De hecho esta metodología, que el Perú es uno de los primeros países en implementar, comprueba algo que la OMS señalaba desde hace tiempo, que la verdadera cifra de fallecidos por covid19 en el mundo es al menos el triple de la que los países exhiben. En este caso no es que seamos los últimos en la lista de países sanos, sino que somos los primeros, demostrado ya en dos oportunidades, en tener estadísticas más confiables sobre la pandemia.

 

Sin duda a eso han contribuido los medios peruanos, al pedir insistentemente información a las autoridades, pero muchos de ellos han perdido el derecho de ser felicitados, por difundirla sin un análisis ponderado. Más bien y sin dudar, exceptuando a quienes por figuración prefieren presentar solo la versión negativa, debiéramos reconocer el gran trabajo de nuestros científicos en estadística de salud, por ser pioneros mundiales en mostrar la verdadera dimensión de la enfermedad. Porque para evitar más muertes que enluten a las familias peruanas, las buenas estadísticas son tan importantes  como las vacunas y los buenos médicos.

 

En fin, pasada la tensa página de las elecciones, en el mismo sentido debemos felicitar con nuestro aplauso y atención a esos periodistas que ponderadamente muestran tanto lo malo como lo bueno que nos ocurre. Y que así nos dan motivos para luchar por mejorar.

 

Que tengan una buena semana.

 

 

Rolando Arellano C.

Presidente de ARELLANO y profesor en Centrum Católica

Artículo completo en El Comercio

 

 



Post Original

Abrir chat