+51955043585 mhuaman@cursore.pe Av Republica de Colombia 671

Empresarios, unidos, jamás serán vencidos


Cómo evidencia de que los malos momentos pueden generar cosas positivas está el reciente comunicado de los Empresarios Peruanos Unidos, que puede marcar un hito en el futuro del Perú. Veamos.

 

Si se analiza con detenimiento el comunicado, su contenido va mucho más allá que mostrar la preocupación del sector productivo por la difícil situación económica de las mayorías del país y la por convocatoria a una eventual asamblea constituyente. Más bien, por encima de esos aspectos que en el futuro serán anecdóticos, muestra por primera vez en la historia a un sector productivo peruano grande, inclusivo y unido.

 

 

Grande porque las 200 o más organizaciones firmantes representan a las más de 3 millones de empresas registradas (una empresa por cada 11 peruanos, 7 si se cuenta a las informales). De hecho, cuando aqui hablan los empresarios, hablan al menos 1 de cada 2 familias peruanas (arellano.pe «Perú, el país más empresario del mundo»).

 

Inclusivo, porque si para criticar o desautorizar al empresariado, sus enemigos se referían a la CONFIEP, que supuestamente defiende solo los intereses de los grandes, las firmas de este comunicado los contradicen. Allí encontramos a la CONFIEP, pero en el puesto 16, mucho después que Gamarra y los panaderos, en una lista de medianos, pequeños y grandes, artesanos e industriales, productores y comerciantes, limeños y provincianos y donde figuran tanto la SNI como la asociación de mujeres tejedoras de punto peruano. Una lista donde el orden de aparición parece estar dado únicamente por el azar y por el alfabeto.

 

Mejor aún que lo anterior, muestra un sector productivo Unido. Asi, en el comunicado no se habla de empresarios y de emprendedores, nombres que se acostumbra usar, equivocadamente, para diferenciar a grandes y pequeños, sino que todos se identifican como «empresarios emprendedores». Empresarios porque administran sus empresas y Emprendedores porque las crean, las emprenden. Unidos ademas, más allá de sectarismos o partidos políticos, no sólo en el papel sino hasta físicamente, en la conferencia de presentación del documento.

 

En fin, ademas de expresar públicamente su orgullo por su inmenso aporte productivo al país, cambiando la costumbre de recibir callados las críticas a su trabajo, es claro que esta declaración de los empresarios va mucho más allá de los cambios urgentes que pueda lograr. Creemos que ella marca un momento fundamental para el futuro del Perú, el momento en que, gracias a la incomprensión y al ataque a la libre empresa, se ha sembrado la semilla de un país de creadores de trabajo y de bienestar, unidos. Toca hacerla crecer. Que tengan una gran semana.

 

 

Rolando Arellano C.

Presidente de ARELLANO y profesor en Centrum Católica

Artículo completo en El Comercio

 

 



Post Original